domingo, 26 de junio de 2011

La rosa del desierto








Sueño con la lluvia,
Sueño con jardines
En la arena del desierto.






Me despierto en dolor,
La otra parte de mi,
Sueño de amor ,,
Mientras el tiempo corre a través de mis manos.


Sueño con fuego,
los sueños están atados a un caballo
que nunca se cansa.
Y en las llamas juegan
en la forma del deseo de un hombre.

Esta rosa del desierto ,
 "Amor mío"
en cada uno de sus velos ,
una  promesa secreta.


Esta flor del desierto ,
Ningún dulce perfume ,
me torturó nunca más que esto.

Y como se gira ,, "amor mío"
De esta manera se mueve
en la lógica de todos mis sueños.

 
Este fuego arde,
Me doy cuenta que nada es como parece.

Sueño con la lluvia ,,,
Sueno con jardines
en la arena del desierto.
Me despierto en dolor,


Sueño de amor .
Mientras el tiempo corre a través de mis manos.







Levanto la mirada hacia el cielo vacío,
Cierro los ojos ,
ese exótico perfume,
Es la dulce intoxicación del amor


Este recuerdo del edén nos obsesiona a todos.

Esa rosa del desierto
Ese exótico perfume,,
Es la dulce intoxicación del fracaso.

Sueño con la lluvia ,,,
Sueno con jardines
en la arena del desierto.

                                                      



 Autor : Gordon Matthew Summoner


 


    


7 comentarios:

tomasuncafe dijo...

sueños de un sueño y un ángel,
un encanto de desierto habitado con el demiurgo, besos

Marisa dijo...

Nunca se debe dejar de soñar con la ilusión de la lluvia y con la esperanza del frescor de jardines, en la arena del desierto de la soledad y desolación. Los oasis son posibles, aunque sean espejismos.

Bellísimo texto de Gordon Matthew y el vídeo es una preciosidad, Lauviah.

Un abrazo.

KангеЛ dijo...

Y el cielo es el mismo mar, y la luz todo lo invade, en calma.
Puedes respirar ahí también, no te vayas tan pronto...

Algo más que un beso,

Rob K dijo...

Stig siempre conmueve con las mejores armas. Saludos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Soñamos el amor, espejo de una realidad trastocada. La vida se nos va en sueños y decepciones. El poema, como la magia del desierto, asume la vida en el espejismo. Grato estar acá. Un beso grande. Carlos

Halcón peregrino dijo...

La pasión y el dolor conjugados en un verbo de fuego. Gracias por compartirlo.

Abrazos.

María dijo...

Sueños que abrigan y acunan,
sueños que dejan perfume en el aire.

Un beso.